El Licor Valvanera

Mil años llevan los Monjes Benedictinos en Valvanera, un valle lejano y angosto de la Demanda, los Montes Distercios de Gonzalo de Berceo, dando culto a una Virgen antiquísima y atendiendo a los peregrinos que llegan.

El invierno allí es largo, la ociosidad y la oración son incompatibles. A fuerza de tratar íntima y pacientemente con la naturaleza, le han logrado arrancar el secreto del perfume exquisito, del sabor recio, campestre y de las virtudes medicinales de su flora sin igual. Potenciando todo elllo por los grados joviales y maduros del Vino de Rioja, ha dado como resultado el LICOR VALVANERA.

Es naturalmente digestivo gracias al predominio del enebro de los collados y de la manzanilla serrana. De procedimiento de homogeneización, resulta un gusto delicioso e indefinible. Un discreto mentolado hace delicadamente gratas todas las combinaciones imaginables.

La repostería riojana más fina le reconoce ya, como ingrediente, parte de sus mejores éxitos y el acompañante insustituible de sus más exquisitas creaciones.

Antes de elaborar el Licor Valvanera

El licor es elaborado de forma totalmente artesanal, siguiendo las más extrictas normas sanitarias actuales, siendo Abadía de Valvanera, O.S.B. una de las primeras empresas a nivel nacional en haber implantado la trazabilidad alimentaria de sus productos.

El Alambique
La Embotelladora
La Etiquetadora
La Bendición